Reservas alquiladas: El Banco central está quebrado

El gobierno insiste con que el banco central tiene mucho poder de fuego, que cuenta con reservas cuasi récord, pero no es cierto.

Si bien auspician (luego de la venta de 7.000 millones de dólares en el último mes para contener al dólar) que todavía tienen reservas por 55.000 millones de dólares, esa cantidad es producto de un camuflaje.

Las reservas se originan mediante el ingreso de divisas extranjeras al país, esto puede ser de manera genuina, a partir del superávit comercial, o sea, a partir de venderle al mundo más de lo que se le compra (exportaciones mayores a importaciones), mediante el Ingreso de inversiones, o bien pueden camuflarse mediante un engrose artificial tomando deuda externa.

Solo en 2017 la Argentina aumentó su deuda externa en 52.000 millones de dólares, sumado a eso, y al cambio actual de 22.30 por dólar, el BCRA debe en Lebacs 54.900 millones de dólares y, además, en el computo de las reservas se incluyen encajes bancarios por 12.600 millones de dólares y un swap con china por 10.000 millones de dólares.

 

Reservas:

 

 

USD 55.000 millones

·      Lebacs (USD 54.900)
·      Encajes (USD 12.600)
·      SWAP (USD 10.000)

 

·      Deuda internacional ( solo 2017) (USD 52.000)
 

Total

 

 

(USD 74.500)

 

 

Si bien la consideración de la deuda externa en el computo puede ser cuestionada debido a que esas obligaciones no le corresponden al BCRA, lo creemos válido debido a que el ingreso de esa deuda si engrosó las reservas, y cuando se deban pagar esas obligaciones el BCRA deberá disponer de los dólares nuevamente para pagarla. Además, siendo “generosos” solo computamos la deuda externa contraída en 2017, no incluimos el efecto de las deudas contraídas en 2016 y 2018.

Si no se tuviera en cuenta el efecto de la toma de deuda externa, solo con la deuda en Lebacs bastaría para dejar al BCRA en cero, y en una situación muy critica, ya que el BCRA debe responder por el déficit comercial récord de la gestión macrista, o sea, pagar las importaciones que en 2017 le demandaron USD 8.000 millones y que este año todo indica que superarán ese monto, debe además pagar el giro a casas matrices de las empresas internacionales, la compra de divisas por parte de privados y los viajes de argentinos al exterior.

El camuflaje puede parecer muy atractivo, pero es insostenible en el tiempo, y depende en un 100% de que el gobierno siga accediendo al endeudamiento internacional para no caer, lo que obviamente aumenta el problema y lo envía más adelante.

El BCRA está quemando reservas “alquiladas” para evitar una devaluación auto infligida. Estos son los montos expresados en millones de dólares que la entidad vendió (y en muchos casos mal vendió) en el último mes:

Fuente: Ámbito Financiero
Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central

 

Te puede interesar:

Argentina importará más soja que no come, significa que la industria de derivados está bien

¿Por qué es necesaria la paritaria nacional docente?

El gobierno gasta más en intereses de Lebacs que en subsidios de luz y gas

¿La deuda es culpa de los consumidores de energía?

Por qué el modelo económico macrista va a chocar