Por qué el modelo económico macrista va a chocar

Aunque les gusta mostrarse optimistas, los números al gobierno no le cierran por ningún lado.

 

Déficit Fiscal

Festejan sobre el “sobre cumplimiento” del objetivo del déficit primario, o sea que, el número rojo que surge de la diferencia entre recaudación y gastos del estado es menos rojo que lo que esperaban.

Dicen que es bueno porque su objetivo es bajar el déficit, pero el déficit no es solo ese, para llegar al déficit total se debe agregar el déficit financiero, el que el gobierno se ha encargado de aumentar con una excelencia no vista en ninguna otra área.

De hecho, el déficit primario del primer trimestre de 2018 fue de 31.000 millones de pesos, mientras que el déficit financiero fue de 91.500 millones de pesos en el mismo periodo.

Déficit primario + déficit financiero = Déficit fiscal total

Al primer trimestre de 2018:

31.000 M + 91.500 M = 122.500 M

25% + 75% = 100%

Como podemos ver, el déficit primario es mucho menos importante que el déficit financiero, lo que quiere decir que, aunque paguemos mucho más caros los servicios públicos, que aunque el gobierno disminuya subsidios, despida gente: aunque eliminen cada centavo que se gasta en bienes y servicios brindados a la gente por sobre la recaudación, todavía existiría el 75% del actual déficit.

¿No es llamativo que el gobierno ponga énfasis en que el problema es reducir el déficit primario, ajustando por todos lados, pero que sus políticas solo se dediquen a aumentar el déficit financiero, que es mucho más importante?

El gobierno dice que en parte debe tomar deuda para pagar el déficit, y si el 75% del déficit es financiero, quiere decir que la deuda que toman es su gran mayoría destinada a pagar intereses de deudas. Deuda para pagar deuda.

 

Fuga de divisas

El país puede generar divisas extranjeras de manera legitima a partir del superávit comercial, o sea a través de exportar al mundo más que lo que importa, eso generaría un ingreso real de divisas extranjeras a la economía.

Durante el gobierno de Macri se han acentuado todas las maneras de fugas de divisas, las que actualmente están siendo sustentadas con toma de deuda externa:

-DEFICIT COMERCIAL: La argentina ha dejado de tener superávit comercial durante el macrismo, y en 2017 tuvo el déficit comercial más grande en 23 años por USD 8.500 millones.

Debido a que en el primer bimestre de 2018 los indicadores acumulados se han aumentado en relación a los de 2017, muchas consultoras ya anticipan que en 2018 se romperá un nuevo récord.

-COMPRA DE DIVISAS DE PRIVADOS: En el primer trimestre de 2018 la compra de divisas por parte de privados para ahorro fue de USD 6.900 millones, un 44% más que en el primer trimestre de 2017. El año pasado el resultado neto de venta había sido de USD 22.100 millones.

-VIAJES: En marzo de 2018 los giros efectuados a pagar consumos en el exterior con tarjeta de crédito, y pago de pasajes internacionales, totalizaron USD 860 millones, lo que da un promedio anual de USD 11.000 millones por año destinado a este rubro.

-GIRO A MATRICES: Las compañías extranjeras que funcionan en el país realizan giros a sus casas matrices, en marzo el numero totalizó 133 millones de pesos. Y en los últimos 12 meses se giraron USD 5.015 millones.

 

Reservas, deuda externa e inversiones

La deuda externa total en dólares aumentó un 28% solo en 2017, el monto adeudado se incrementó en USD 52.000 millones, y desde que asumió Macri, aumentó USD 91.000 millones.

La deuda internacional ingresa en forma de reservas, ya que se transforma a pesos y los dólares quedan en el BCRA.

Luego del mega endeudamiento sorprende que actualmente las reservas internacionales se encuentran en solo USD 61.000 millones, habiéndolas recibido con USD 30.000 millones por parte de la gestión kirchnerista. Esto es producto de la fuga de capitales (a la que nos referimos más arriba) que va consumiendo las reservas que, aunque parezcan elevadas, las debemos todas. No son reservas genuinas producto del superávit comercial, como si lo era en la gestión kirchnerista, y que, a diferencia de la situación actual, eran utilizadas para pagar deuda.

Los ingresos por inversiones extranjeras directas totalizaron en todo 2017 USD 2.500 millones, mientras que los ingresos de extranjeros a inversiones de portafolio, financieras, totalizaron USD 15.800 millones, lo que quiere decir que no hay lluvia de inversiones, ya que el promedio de inversión extranjera directa es aun menor que durante el kirchnerismo, pero si hay un festival de ingreso de divisas para la especulación financiera, cuyo impacto podemos ver en el déficit financiero, que como ya explicamos anteriormente, representa el 75% del déficit total.

Hoy en deuda interna, solo en el instrumento de LEBACS, debemos más pesos que los que hay en la base monetaria, o sea, debemos más pesos que todos los que hay circulando…

Todo lo anteriormente expuesto es un mero resumen de porque el modelo económico macrista va a chocar.

Con el déficit de cuenta corriente internacional que tiene nuestro país, hemos perdido independencia de los ir y venir del mercado internacional, la economía depende del endeudamiento externo constante para funcionar y, por lo tanto, lo que pase en el escenario internacional puede impactar de lleno en la política económica domestica. Pero debemos saber que, aunque reinara la paz en el mercado internacional, el déficit de cuenta corriente solo se podrá financiar con deuda hasta que esta alcance los máximos tolerables por el mercado internacional y, por lo tanto, de no cambiar el rumbo, vamos un ajuste cada vez más importante del tipo de cambio, que será necesario para pagar la deuda externa y la fuga actual.

Fuentes

Te puede interesar: “Argentina importará más soja que no come, significa que la industria de derivados está bien