Pesada herencia: Siguen llegando los vagones

El último domingo, el Clarín, insospechado de kirchnerista, sacó una durísima nota sobre el avance del Plan Belgrano, en la cual se acusa al gobierno de falsa promesa electoral y abandono de las provincias norteñas en pos de un neo-unitarismo.

Se animaron a poner en tela de juicio la idoneidad de José Cano para semejante tarea, y deslizan que su posición en ese lugar se debe a compensaciones por los “aportes” que hizo a Cambiemos con el escándalo de las elecciones de Tucumán. ¿Qué es esto? ¿Clarín denuncia y desconoce su participación en todo ello tan pronto?

“Nadie conoce en qué consiste el Plan. No existen políticas, gestión, presupuesto, inversiones ni obras. Ni siquiera se reunieron una vez los diez gobernadores del Norte, que son los interlocutores naturales en ese ambicioso Plan”

“A casi un año y medio del lanzamiento, no hay un enunciado que defina cuáles son los problemas de la región, la situación de sus cadenas productivas”.

El poco movimiento real que los medios de comunicación puedieron reflejar sobre el avance en línea ferroviaria fueron las llegadas de material y obras que continuaron por inercia de la pesada herencia.

El diario Cronista comercial presentaba en marzo la llegada de locomotoras como:

“Son las dos primeras de un total de 107, y de 3500 vagones que se compraron”

Las primeras locomotoras de carga que llegan a la línea Belgrano en 40 años”,

Mostrando el desembarco de algo que se habia cocinado en tiempos pasados como si fueran logros de la gestión macrista mediante el (ahora sabido inexistente) plan Belgrano.

Esto lleva a preguntarse ¿Es un detalle menor que Macri sigua firmando con la letra y marca de gestión que dejo Cristina? Con el mismo sello de “Presidencia de la Nación”, que todas las gestiones cambian: Cristina lo cambio respecto de Néstor, Macri respecto de Telerman en la ciudad, Morales respecto de Fellner en Jujuy. ¿Por qué Macri que tanto dice que quiere distinguirse de Cristina no cambia justo ese sello? Nadie puede decir que no hay fondos para este tipo de detalles porque basta con ingresar a cualquier plataforma digital de la Republica Argentina para saber que el gobierno se esta gastando varios hospitales (como les gusta medir a ellos, yo agregaria que ademas solo es un poco de lebac) en publicidad muy engañosa.

¿Será que tal vez apropiándose un poco de esta pesada, pesadísima herencia mediante la confusión, es de la única manera que piensan trascender de manera positiva ante la nación argentina?