El mensaje de CFK sobre Maduro

Cristina nunca dudó en expresarse cuando consideró que estaba en riesgo un gobierno democráticamente electo en la región (especialmente cuando ese gobierno era bueno para su pueblo).

En 2008 fue clave su apoyo para mantener a Evo Morales en el gobierno. En 2009 defendió al depuesto presidente hondureño Zelaya. En 2010 apoyó explícitamente a Correa, quien la codecoró en 2016 por su apoyo. Y en 2012 se refirió como “golpe de estado” a lo sucedido con el gobierno de Lugo en Paraguay.

En 2017, en la entrevista que le dió a Novaresio, ante la pregunta sobre si en Venezuela había una dictadura, no defendió al régimen de Maduro, se limitó a relativizarlo con las (no pocas) irregularidades del gobierno de Macri. Marcando un quiebre en su postura respecto al régimen venezolano.

En 2019, tras el desconocimiento de muchos países sobre la investidura de Maduro (debido a lo irregular de las elecciones por las que se atribuye la presidencia nuevamente), y a pesar de la innegable injerencia norteamericana, CFK todavía no ha emitido apoyo alguno al régimen de Maduro.

El inusual silencio de CFK para este tipo de situación (con el atenuante de las irregularidades de la intervención externa) es cuanto menos extraño, si no es un claro mensaje de no apoyo a Maduro.

Te puede interesar:

VENEZUELA: días de revolución

Venezuela: de las elecciones a la crisis política

Las rejas y alambres de Caracas: prueba de una inseguridad que trepa muros

El acuerdo con el FMI es ilegal: Macri debe pagarlo