Del Unzué a Olivos, residencia presidencial

La residencia presidencial no fue siempre en la quinta de Olivos, el estado nacional poseía otra residencia con mucha historia: el Palacio Unzué, ubicado en el predio que hoy ocupa (en parte) la Biblioteca Nacional, entre las calles Austria y Agüero y las avenidas del Libertador y Las Heras en el barrio porteño de recoleta.

Fue la residencia presidencial oficial hasta el golpe militar de 1955, y en ella vivió sus últimos días y murió Eva Duarte.

Desde su muerte, el 26 de Julio de 1952, la casa se convirtió en un lugar de peregrinación y culto que los militares no toleraban, y que, fieles a su estilo, mandaron a demoler (aunque no sin antes bombardearla, saquearla y quemarla).

Muchos años pasaron antes que se llegara a pensar en la construcción de la biblioteca, y muchos más hasta que se la inauguró. Un discreto y enrejado monumento de Evita la recuerda en su jardín.

Te puede interesar: “FERIADAZO POR LA VACUNA OBLIGATORIA