Déficit financiero: Eterno, pero ni lo mencionan

En la jerga popular periodística Argentina, cuando suelen referirse al “déficit”, se refieren casi exclusivamente al déficit público primario.

Recomendamos leer: Déficit público ¿Qué es?

No importa si están realizando un supuesto análisis de las cuentas del Estado y del gasto, o si están proponiendo ajustes para la sociedad, para ellos, los demás déficits son aparentemente invisibles y/o inexistentes, y bajo esa ceguera, el único problema de la argentina pasaría a ser el déficit primario, pero eso no es cierto.

 

Déficit primario + déficit financiero = Déficit público

 

La crisis del modelo económico macrista se debe principalmente los déficits financieros y de cuenta corriente (salidas de dólares vía giro de dividendos al exterior, y déficit comercial), y no al déficit primario. (*)

Recomendamos leer: El gobierno gasta más en intereses de Lebacs que en subsidios de luz y gas

Mientras nuevamente proponen la difícil meta de déficit primario cero, los intereses crecen constantemente por nuevas tomas de deuda (cada vez más cara), y que se multiplica día a día por el tipo de cambio (*).

Por ejemplo, el gobierno quitó el programa fútbol para todos (2.000 millones de pesos anuales) en nombre de ajustar el déficit primario, pero no tuvo empacho alguno en pagar 500 millones de pesos diarios en intereses de Lebac durante 2017. Intereses que luego en gran parte se fugaron a un tipo de cambio preferencial garantizado por el BCRA de Mauricio Macri.

Vidal se niega a inaugurar hospitales terminados, supuestamente en nombre del costo que implicarían: de USD 20 millones anuales, y mientras tanto, el BCRA sale a vender de a USD 300 millones diarios fracasando en mantener el tipo de cambio, y no pasa nada.

Recomendamos leer: La “leona” afirmó que no terminará los hospitales de La Matanza

Sin lugar a duda, las varas con las que ciertos periodistas y economistas miden lo bien o mal que está gastar en Educación o Salud, son distintas a la vara con la que miden cada millón que se pierde en el tributo sistema financiero:

Los 6 millones de pesos diarios de Fútbol Para Todos eran criticados constantemente como símbolo de “despilfarro”, pero el pago de intereses de Lebac (apenas uno de los instrumentos de la deuda) por 500 millones diarios, fueron presentados como un símbolo de confianza por parte del mercado al gobierno.

Recomendamos al lector que pruebe por si mismo encontrar información de los distintos déficits argentinos, allí podrá constatar que todas las miradas apuntan al déficit primario.

Las distintas misiones del FMI siempre han propuesto recortes del déficit primario para sustentar el déficit financiero. O sea, que la recaudación del Estado argentino no vaya a gastos y servicios locales, sino a pagar sus intereses. (*)

Es necesario destacar que la reducción de gastos (por ejemplo, salarios) genera una caída del consumo, y que por lo tanto, también cae la recaudación, siendo muy difícil alcanzar el Déficit Cero mediante el ajuste.

El déficit primario argentino actual es tolerable, se podría sustentar con emisión de pesos (que, durante la gestión macrista, a pesar de su discurso, estuvo siempre en marcha para pagar intereses de la timba financiera).

Por lo tanto, el problema de la Argentina hoy, que afortunadamente no tiene dolarizada su moneda y puede emitir, no son los pesos del déficit primario, son los dólares de los otros déficits. Hoy no producimos dólares, perdemos cada vez más rápido los que pedimos prestados:

Con déficit comercial (importaciones mayores a exportaciones, fugas de capitales récord (*), y déficit financiero (en crecimiento).

Recomendamos leer: No tenemos ni un dólar: los debemos todos. Tampoco hay plan

Recomendamos leer: Reservas alquiladas: El Banco central está quebrado

La forma de ajustar el déficit financiero es desendeudando a la Argentina. Primero que nada impidiendo las nuevas tomas de créditos, luego renegociando la deuda existente, y finalmente pagando a través de la instalación de un modelo productivo que genere dólares y que no requiera ajuste, tal como sucedió en el período 2003 – 2015 en nuestro país.

Te puede interesar:

El acuerdo con el FMI es ilegal: Macri debe pagarlo

¿Quién devaluó más? Macri

Propiedades: subirán en pesos, y difícilmente no pierdan en dólares

Argentina “emergente”: ¿Gas para la burbuja?

Por qué el modelo económico macrista va a chocar