Cuestión de sellos: Macri sigue usando el de CFK

Salvo la opinión sobre la belleza o idoneidad de alguno que otro diseñador gráfico, los cambios de logos de gestión o de “imagen de gobierno” no generan mucho ruido per-se al momento de ocurrir.

Es que en el folclore político argentino se ha considerado (defacto y casi sin oposiciones) que las distintas administraciones gubernamentales gozan del derecho de dejar su huella mediante la elección de un nuevo “logo de gobierno”.

Hay quienes lo tienen preparado desde antes de asumir y hay quienes se toman algún tiempo en elegirlo. Son muy pocos los que conservan el logo anterior, y por lo general sucede en marcos de crisis, continuidad plena, o falta de consensos.

La modalidad es respetada y aplicada por todos los partidos en las distintas gestiones, desde municipales a nacionales. Por mencionar algunos ejemplos, Macri lo cambió en la ciudad, Néstor lo cambió en la Nación, Morales lo cambió en Jujuy, Cornejo en Mendoza, y hasta Cristina cambio el de Néstor. Con esta “firma” intentan marcar una etapa y permitir que posteriormente la historia la juzgue.

Es por ello que llama la atención que el gobierno de Mauricio Macri, muy abocado a los temas de imagen, y sobre todo en una supuesta tarea de diferenciación con respecto a la gestión anterior, siga usando el “sello” – “marca” – “firma” – “huella” de la gestión de gobierno de CFK.

Logo hecho por el gobierno de Macri que se dejó de usar.

Al asumir la gestión macrista esbozaron un intento de cambio de logo, pero que finalmente discontinuaron, el cambio era sutil, meramente de colores y mantenía el estilo y la letra de CFK, prueba de ello es su existencia en algunos links oficiales.

Actualmente todos los actos de gobierno lucen el logo de la gestión de CFK. ¿El gobierno quiere su gestión se confunda con la de CFK?